Cuando empieza el transporte.

Tengo muchas ideas en la cabeza. Varias veces hoy, algunas han venido a mi con el cartel “Hoy podrías ya publicar sobre…”.  Y así una y otra vez. Va a resultar que disponer de un blog se convierte en una tortura. Es una pena tener que sobreponerse al arrebato y posponer la tarea de redacción a otro momento mejor o más apropiado. Ojalá se pudiera uno parar y sentarse a escribir.

Mientras estoy dándoles vueltas a esos temas que me vienen a la cabeza, caigo en la cuenta de que lo normal es empezar las cosas por el principio. Y en mi opinión, el principio en el transporte (en el transporte en general), lo determina que existe la necesidad de alguien de llevar algo de un lugar a otro en un momento dado. Esto es una obviedad  para la gente que ya sabe de qué hablamos, como todos nosotros…y también para la que no.

Tampoco va a ser nuevo lo que comente ahora o más adelante. Solamente se tratará en el blog de reflexionar sobre qué cosas hacemos y cómo las hacemos.

Volviendo a la ruta y centrando el tema…

Lo primero que vamos a pensar es que “V” le vendió algo a “C”. Quedaron de acuerdo en que “V” entregaría el objeto de la compra-venta en un sitio concreto, donde “C” lo recogería. Seguramente quedaron de acuerdo con detalle, es decir, “V” y “C” tienen claro que “V” se las arregla para llegar al domicilio de “C”. “V” o, ya puestos a poner nombres a los elementos, “T” -que hace el transporte por cuenta de “V”- llegará hasta la calle y portal (vamos a suponer que el domicilio de “C” está a nivel de calle, para simplificar) de “C” y llamará a la puerta. Se trata SOLAMENTE de entregar algo. Nada más. ¿Por qué, si fuéramos “C”, habríamos de esperar que “T” traspasara la puerta de entrada? Lo primero que podemos pensar es que debemos recoger el objeto en la misma puerta, donde nos lo están entregando.

Estas pocas líneas son las que nos van a hacer pensar hoy al menos. Teniendo en cuenta que existen unos términos (¡Sí, sí! Qué poco han tardado en aparecer los INCOTERMS)  sobre los que se habla mucho, se publica mucho, se enseña mucho, se divulga mucho. Debemos preguntarnos por qué mucha gente que debe tener esto claro al 100% resulta que acaso no sabe o no se preocupa de saber o no cree que sea importante saber qué se acordó entre una parte y la otra con ABSOLUTA PRECISIÓN.

Me refiero a profesionales de todo tipo. Desde departamentos comerciales y financieros de las empresas que compran o venden productos que tienen que ser transportados, pasando por los “asesores” que les deberían facilitar la tarea de encontrar las mejores soluciones de transporte. La denominación “asesores” da cabida a personas-empresas que, como yo mismo por ejemplo, ofertan servicios de transporte propio o de terceros a sus clientes. “Asesores” son los “consultores”, los transitarios, los consignatarios, los agentes de aduanas, etc… Muchos.

Tenemos que decir aquí también que “el diablo está en los detalles”. Los costos en tiempo, en dinero, en penalizaciones y otros conceptos, que puede representar el no tener claro hasta qué punto del tiempo y del espacio dura nuestra obligación respecto a una entrega de mercancías pueden resultar dramáticos en algunos casos y, cuando menos, engorrosos, onerosos y muy molestos, generando además -por si no fuera poco lo anterior- una mala imagen de aquel a quien le corresponde gestionar la solución a un problema.

Todos los que toman parte en la cadena de transporte y cuya aportación ayuda a que un transporte llegue a buen fin deben hablar el mismo lenguaje.

¡Y deben saber cuándo aplicarlo!

Esta última frase, la escribo a propósito. Me viene muy bien. Los INCOTERMS son una serie de definiciones. Se refieren a un reparto de obligaciones en la compra-venta de mercancías. Se reflejan en un contrato de compra-venta y posteriormente en una factura. Y para cumplir con lo pactado, además de fabricar el producto tal y como se acordara, también hay que entregarlo tal y como se acordara. Pero los INCOTERMS ahí quedan. En la compra-venta. El transporte es otra cosa.

Muchas personas que están involucradas en resolver el transporte de mercancías intercambian o confunden INCOTERMS con otro conjunto de definiciones, a saber, los TÉRMINOS DE EMBARQUE. Esto en sí no es un problema. Al final todo se aclara. Sin embargo, ¡sería tan deseable llamar a cada cosa por su nombre en cada momento!

En este blog disponéis de un documento (ver la casilla “box” a la derecha) que preparé hace un tiempo para dar un pequeño curso sobre transporte marítimo. En él trato de explicar, entre otras cosas, las diferencias y los paralelismos o correspondencias entre estos dos conjuntos de conceptos.

Es demasiado común que los clientes, independientemente de su supuesto nivel de conocimientos, nos contacten solicitándonos, por ejemplo, que les demos el precio de transporte CIF tal o cual puerto. Esto es una “incongruencia”. ¿Por qué? Porque los que nos dedicamos al transporte lo que tenemos que hacer es dar el valor de la “F” de CIF, no de la “I” en principio, y menos aun de la “C”. Como nuestro objetivo profesional es dar una solución correcta y lo más económica y sencilla posible al problema tendremos que traer al cliente a nuestro terreno y averiguar a qué se ha comprometido exactamente.

Para ver la importancia de esto, tenemos un caso muy claro: Una entrega CIF (o CFR, nos da lo mismo en este caso) se completa cuando se haya completado la obligación por parte de “V” de poner la mercancía a disposición del receptor de la misma en el punto establecido, punto que normalmente será un puerto o un aeropuerto. Las entregas en un aeropuerto admiten pocas variaciones. Las posibilidades de que cada usuario contrate ciertos servicios aeroportuarios son muy limitadas. No así en el transporte marítimo, donde, en función de lo que nuestro cliente adquiera en términos de flete, tendrá que pagar más o menos. Se alcanzará un punto del espacio diferente en función de que el flete que contrate sea “free out”, “liner out”, “liner out hook”, “liner out landed”,…Y además asumirá más o menos riesgos, trasladando los que no asuma a la otra parte.

Vamos a escribir mucho sobre esto, sobre lo general y también de casos concretos, de modo que es hora de asumir que una “entrada” o “post” tiene un límite y lo mejor es poner unos puntos suspensivos y continuar en alguna entrada próxima.

….

Anuncios

6 comentarios en “Cuando empieza el transporte.

  1. Entre los denominados “asesores” sugiero añadir dos: abogados y compañías de seguros con los que recomiendo contactar en caso de tener alguna duda respecto de lo que contratamos, con quién y cuales son nuestras obligaciones. Tanto si es en primera persona, caso de los exportadores / importadores, como de sus “asesores”, léase transitarios, operadores logísticos etc… Sorprendería saber la cantidad de errores de concepto que existen respecto de los términos que mencionas en el blog que, por cierto, encuentro muy interesante. Ya hacía falta algo así en el sector.

  2. tengo que reconocer que yo soy de los que llaman o mandan un email a mis proveedores pidiendoles precio CIF, DAP o DDP. El problema es que en la mayoria de las empresas no hay una persona experta en conocer los incoterms en profundidad y lo que se suele hacer entonces es seguir haciendo lo que se ha hecho “de toda la vida” en la empresa. No es solo un problema de España, aqui en UK tambien pasa.
    De todas formas, y aunque seleccionar el incoterm correcto sea fundamental, luego tambien depende de las condiciones de entrega que tu tengas en el contrato de compra venta, me equivoco? lo que yo entiendo es que los incoterms son una guia standard para que no haya confusiones en el comercio internacional, pero luego en el contrato puedes incluir cualquier tipo de clausula, que puede llegar a ser incluso contraria a lo que el incoterm elegido implica. Y por eso el contrato no deja de ser valido.
    Otra cosa con la que me estoy encontrando ahora es que, especialmente en Sudamerica, las empresas quieren entregas DDP + descarga del contenedor + movimiento de la mercancia al lugar donde va a estar almacenado, por lo que tenemos que contratar maquinaria y personal en destino para realizar estas operaciones. Para esto no se si DDP se queda un poco corto…que os parece?

    Un saludo
    Christian

    1. Christian, muchas gracias por leerme, por tus ánimos y por tu participación. Respondiendo a tu cuestión, sin ser maestro de nada, te diría que ya me he encontrado con este mismo caso en Perú, en una propuesta que requería transporte en container, entrega DDP en “jobsite” y vaciado “in situ” del container. No pienso que se trate de que DDP se quede corto, sino de que a la entrega DDP se le han sumado otras obligaciones que debe cumplir el vendedor. Desde mi punto de vista, no hay incompatibilidad. Sin embargo, habría que aclarar si al cumplir con DDP, la entrega ya estaría realizada o bien solo lo estaría cuando terminamos con el resto de tareas que hemos asumido o tenido que asumir. Me temo que la respuesta es el segundo supuesto, siempre y cuando el contrato esté bien redactado. Seguro que ya me entiendes.

      1. El tema me recuerda a una vieja historia que leí hace tiempo en la que un comprador le reclamaba a un vendedor, infinidad de cosas que “supuestamente” había contratado.
        La respuesta del vendedor era un escueto … “y un jamón”.
        Pues el jamón entró en el “scope of supply”.
        jajaja
        Según mi experiencia en los contratos de compra venta (reconozco que más que corta, muy corta) hay cosas más inverosímiles que añadir términos a un incoterm que teóricamente no vienen incluidos.
        Y que considero que vienen a cuento.
        Hace poco hemos ofertado la extensión de una entrega DAP al querer el cliente que no sólo se le entregue en las instalaciones, sino que en un sitio determinado de difícil acceso que requería maquinaria especial para su manipulación.
        ¿Dónde cedemos la cesión del dominio de la mercancía?
        Ay madre. Otro punto a tener en cuenta.
        En el contrato original dice: DAP lugar indicado
        En la extensión del contrato hemos ofertado las operaciones de manipulación necesarias para arrimar la carga al lugar ndicado, pero en ningún momento hemos especificado en la oferta “desde DAP lugar indicado hasta bajo gancho grua”, con lo cual, entiendo yo, no habríamos transmitido el dominio hasta el final de la operación.
        De la otra manera, entiendo que lo que estamos ofertando es un servicio extra. ¿Que te parece Guillermo?

      2. En primer lugar, me disculpo por la demora en volver al ruedo. Estos dias están siendo particularmente intensos. Gracias por vuestra comprension.

        En respuesta a tu comentario, Ricardo, hoy JFM (quien ya es seguidor de este blog, aparte de ser amigo mio.;-) ) sin quererlo, me ha hecho pensar de nuevo en la respuesta. No se trata de que me haya dado la solución a tu cuestión. Ha sido su “estado” de Whatsapp -una llamativa frase que dice “Rebus sic stantibus”- lo que me ha hecho pensar en esta respuesta otra vez. El significado no viene ahora al caso. Podría venir mas adelante y lo comentaré con el, pero este blog aun está verde y no creo que sea el momento de profundizar.

        Desde mi humilde punto de vista (yo no he participado en ningún contrato de compra-venta por razón de mi trabajo), diría que en realidad se pacta entre ambas partes lo que se desee convenir. Los Incoterms no son una norma, sino una serie muy limitada de escenarios bien parametrizados que nos permiten, al referirnos a ellos, aclarar lo que se quiere acordar resumiéndolo todo en tres letras y un lugar.

        En el caso que nos refieres, lo que parece que se ha hecho es definir por las partes el lugar de entrega mucho más detalladamente. Esto, si es que esa re-definicion es una parte del contrato, lo mismo que el suministro del producto. Si estuviera fuera del contrato, absolutamente fuera, claramente podriamos hablar de un servicio extra y accesorio, pero no incorporado al contrato de suministro. Si por el contrario, ha quedado dentro del contrato y al mismo nivel que el Incoterm, casi con seguridad que el comprador entiende que ambos movimientos se refieren por igual a la entrega de la mercancia. Estaría bien que se relea el contrato y ver a qué nivel queda este nuevo servicio que se va a prestar. Tu mismo dices que se trata de una “extension” a la entrega DAP, de modo que el “at place” se ha redefinido.

        Como digo, es mi opinion y un experto le sacaría mas jugo al caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s